Asóciate y goza de ser +60!

En Afundación, a través de la oferta de nuestros Espazos +60, en los que contamos actualmente con más de 14.000 personas socias, acompañamos a las personas mayores en su recorrido vital, ofreciendo propuestas y oportunidades para mejorar su calidad de vida y bienestar, por medio de actividades grupales relacionadas con hábitos saludables, aprendizaje, formación en cultura digital, ocio activo, actividades intergeneracionales o voluntariado.

La mayor longevidad, la heterogeneidad y los nuevos perfiles de personas que llegan a la etapa de la jubilación con estilos de vida más activos e independientes, nos llevan a innovar continuamente en nuestras propuestas, contando para ello con su participación directa para adecuarnos a sus necesidades y expectativas.

Con el fin de medir la eficacia de nuestros programas, Afundación y la Universidad de Santiago realizamos una investigación en 2017, usando el Índice Personal de Envejecimiento Activo (Marsillas 2016), la primera herramienta que permite la evaluación y cuantificación del envejecimiento activo de una persona. Las conclusiones de esta investigación nos han servido para estructurar nuestra oferta en diferentes dimensiones e identificar áreas de trabajo que requieren un mayor desarrollo, como es el caso de la educación emocional, para favorecer la mejora de la calidad de vida de las personas a medida que envejecemos.

La difusión de una imagen social de los mayores alejada de estereotipos, dando visibilidad a personas reales y diversas, y la divulgación del conocimiento y buenas prácticas en el ámbito del envejecimiento activo forman parte igualmente de nuestros objetivos.

Bienestar

La incorporación del ejercicio a la vida diaria tiene efectos beneficiosos y una repercusión directa en la calidad de vida a cualquier edad. Realizarlo en grupo suma beneficios a la práctica, ya que fomenta la socialización y la cooperación entre las personas participantes.

Para favorecer la práctica de ejercicio, proporcionamos propuestas variadas que se adaptan a los objetivos, estado físico y particularidades de cada persona participante. Gimnasia, actividades aeróbicas, yoga, pilates, danza, expresión corporal, baile latino, de salón o talleres de prevención de caídas, son algunas de ellas.

Entrenamiento cognitivo

Llevar una vida activa, en general, favorece el mantenimiento de nuestras capacidades cognitivas. Hacer ejercicio, viajar, aprender un nuevo idioma, hacer teatro, pintar, el contacto con familiares y amigos y otras muchas actividades significativas de la vida cotidiana ayudan a nuestra mente a estar en forma.

Para las personas que además quieren realizar un trabajo específico de prevención, proponemos actividades para entrenar la coordinación, memoria, la concentración y el control ejecutivo de una manera entretenida y divertida, a través de juegos y actividades variadas.

Educación emocional

Sabemos que debemos revisar de forma pautada nuestro cuerpo y su funcionamiento biológico, aprendiendo estilos de vida saludables como la alimentación o el ejercicio físico. Sin embargo, no tenemos tan interiorizado el hecho de prestar la misma atención a conocer cómo funciona nuestra mente y nuestras emociones.

El programa “Conociendo las emociones” diseñado con la colaboración de Matía – Instituto gerontológico, está orientado a ayudar a las personas participantes a conocer, comprender y trabajar estrategias para gestionar sus emociones de manera funcional, es decir, de forma que favorezcan la consecución de sus objetivos personales y mejoren su nivel de bienestar, aprendiendo desde la reflexión, la sorpresa y el juego.

Aprendizaje permanente

Las necesidades de aprendizaje son constantes a lo largo de nuestro ciclo vital para adecuarnos a nuevas situaciones o exigencias, por razones de superación y crecimiento personal, para el autocuidado de nuestra salud, para el manejo eficiente de nuestras finanzas, etc. El aprendizaje a lo largo de la vida nos aporta seguridad personal y nos ayuda a mantenernos comprometidos con nosotros mismos y con nuestro entorno.

Para favorecer la adquisición de nuevos conocimientos o de mejorarlos, dar respuesta a los intereses más variados y a la inquietud por relacionarse con otras personas con intereses afines, proponemos una amplia programación formativa en ámbitos relacionados con el arte, idiomas, salud, educación financiera, historia, entre otros.

Cultura digital

El uso de las tecnologías de la información y la comunicación nos conectan con el presente, con la evolución de la tecnología, los cambios sociales y las nuevas tendencias, por lo que son un medio para la participación social.

Para adquirir destrezas prácticas en el uso de los smartphone, las tablet e internet y sus utilidades para la vida diaria y aprovechar las oportunidades de relación con otras personas que nos ofrecen, programamos una amplia oferta de actividades formativas. Además del manejo práctico, nuestros cursos ayudan a entender los cambios culturales y cómo la revolución tecnológica está cambiando nuestras vidas en el contexto de la globalización.

Ocio activo

Ya sea un destino próximo o un viaje a un lugar recóndito, la experiencia de viajar puede ser una gran fuente de disfrute. Salir de nuestra casa nos sirve para olvidar preocupaciones, obligaciones y rutinas, abrir nuestra mente, conocer costumbres y culturas y conectar con otras personas.

En Afundación programamos viajes pensados para que las personas gocen al máximo, ocupándonos de resolver cualquier imprevisto que puede surgir, ya que, además de los guías oficiales, el grupo va acompañado por personal de Afundación.

En 2020 programamos cuatro viajes internacionales ("Escocia", "Egipto con crucero por el Nilo", "Austria y el Tirol" y "Cuba") y dos nacionales: "Huelva y Albufeira" y "la Rioja y Álava."

Además, según la época del año, cada Espazo +60 de Afundación presenta planes de ocio en grupo para conocer el patrimonio histórico y natural de nuestra tierra, visitar museos y acudir a celebraciones tradicionales, en ocasiones con clases teóricas previas. Esta oferta constituye un excelente vehículo para favorecer el encuentro y las relaciones sociales entre personas de diferentes localidades

Valor de la experiencia

Esta línea de actuación pretende ampliar las oportunidades de participación social de las personas mayores, aprovechando su talento y su experiencia vital y profesional.

Para ello, en primer lugar, desarrollamos programas intergeneracionales destinados a superar la fragmentación por grupos de edad de nuestra sociedad a través de la interacción entre ellos; en segundo lugar, ponemos en marcha acciones de voluntariado social.